(+34) 938 850 916 - erredevic@erredevic.com

Blog

¿Qué debes tener en cuenta cuando compras jamón cocido o pavo?

erre-de-vic-pernil-cuit-curat-gall-dindi

[Aclaración! Hemos mantenido el post original tal como lo hemos publicado el día 21 de Mayo, pero queremos hacer una aclaración a la afirmación que más abajo se puede encontrar: Por esta razón a Erre de Vic en ningún momento añadimos nitratos, nitritos, colorantes, potenciadores los sabores, azúcares, proteínas, etc. En Erre de Vic nunca añadimos colorantes, proteínas añadidas, ni potenciadores de sabor, pero nitritos, nitratos y fosfatos depende del producto.
Además para una información más detallada de cada uno de nuestros productos os compartimos una mesa con el detalle de los alérgenos en cada uno de nuestros productos: Erre de Vic alérgenos.]

Es muy habitual comer carne, y sobre todo procesados ​​cárnicos como el jamón cocido o el pavo. Es tan sencillo de encontrarlo y tan bueno que la hemos adaptado a nuestras rutinas de desayunos, meriendas y sobre todo cenas. Por sus características es muy recomendable que lo consuman pequeños y grandes, incluso si existe algún problema de salud con el que tenemos que vigilar un poco más la dieta.

Y si es tan habitual comerlo, como es que en la mayoría de ocasiones lo que se ofrece como jamón cocido o pavo, ¿no lo es? Hoy queremos explicarte lo que debes tener en cuenta a la hora de comprar este tipo de productos, es decir, como saber si lo que estás comiendo es realmente lo que te venden y si es saludable para ti y tu familia.

La elaboración, los alimentos y aquellos componentes que se añaden para alargar la conservación, el tipo de comida que se le ha dado al animal y como se lo ha tratado, dirá mucho del producto final. Pero vamos paso a paso.

El jamón cocido se elabora a partir de la pata trasera del cerdo, a la que se le retiran los huesos, tendones, cartílagos y ligamentos. Durante el proceso, se utiliza grandes cantidades de sal y se trata con calor. Pero dependiendo del fabricante se le añaden diferentes tipos de conservantes y nitritos como nitratos para alargar la conservación y mejorar el aspecto del producto. Muchos de ellos con efectos secundarios poco deseables para nuestra salud:

  • Colorantes artificiales y naturales para unificar el color de la carne.
  • Antioxidantes y conservantes para prolongar la vida de la carne.
  • Emulsionantes, estabilizantes, espada y gelificante que aportan textura y consistencia a la carne, mejorando así la presencia del producto.
  • Potenciadores del sabor.

El pavo se elabora a partir de la musculatura del pecho deshuesado y sin piel. Una vez elaborada siempre mantendrá su tamaño, forma y textura de la pieza original. Es fácil de reconocer, ya que se detectan las vetas de grasa propias de la carne. Tal como encontramos en el jamón cocido, en el pavo también añaden potenciadores de sabores, fosfatos, colorantes… Y con mucha frecuencia se le añade azúcar y proteínas. Todo ello tiene como resultado la elaboración de un producto muy alejado de lo natural y saludable.

Por esta razón Erre de Vic en ningún momento añadimos nitratos, nitritos, colorantes, potenciadores de los sabores, azúcares, proteínas, etc. Nuestra elaboración es totalmente artesanal y tenemos como objetivo crear un producto saludable y sabroso.

Como consecuencia nuestros productos no tienen un periodo de conservación tan largo como el de cualquier otra marca. Los plazos son cortos, si, lo sabemos, pero es nuestra manera de hacer las cosas. Teniendo como premisas, la tradición, la artesanía y el respeto hacia los alimentos y los consumidores.

Pero tan importante es cómo se elabora un producto, como la vida y la alimentación que ha tenido el animal previamente. No estamos ante el mismo producto cuando proviene de una cría super intensiva donde el animal es engordado rápidamente sin poder moverse, que un animal con un proceso de cría respetuosa. Las consecuencias en la calidad de la carne son evidentes entre ambos procesos.
Y en este punto, Erre de Vic apostamos por un animal que provenga de la agricultura ecológica. Si ofrecemos un producto de calidad, debe ser en todas las fases.

Entonces, ¿qué es lo que deberíamos tener en cuenta cuando vamos a comprar:

  1. Leer detenidamente las etiquetas e identificar cada uno de los ingredientes. En caso de que compres directamente en una charcutería, pídelo a la persona encargada que te sabrá guiar.
  2. Tener en cuenta el tipo de crianza del animal es fundamental. Opta siempre por una cría respetuosa en vez de una intensiva y artificial. El sello de producto ecológico será una garantía de un producto de calidad.
  3. Es muy importante que te guíes por el aspecto del producto, su color, su textura… Tanto el pavo como el jamón cocido, elaborados de manera artesanal suelen tener mejor color, textura y sobre todo sabor.
PrintFriendly and PDF

Post navigation