(+34) 938 850 916 - erredevic@erredevic.com

Blog

¿Porqué nuestro jamón es cocido y curado?

pernil cuit curat erre de vic

Hay una diferencia muy grande entre el jamón cocido y nuestro jamón cocido curado. Y no es que lo digamos nosotros, sino que tú mismo lo puedes comprobar. ¿Cómo? Catándolo. Es entonces cuando verás que hay texturas y textura de jamón, gustos y gusto de jamón. ¿La explicación? En nuestra manera de hacer el jamón cocido, y nos basamos en este proceso para confirmar que nuestro jamón es un jamón cocido CURADO.

Como la mayoría de vosotros sabéis, el jamón cocido curado Erre de Vic 1952, es considerado un producto gourmet, ya que está hecho a partir de piezas enteras de cerdo y se trabaja de forma completamente manual por parte del personal experto en métodos artesanales, con una maceración larga. Durante todo el proceso de elaboración afirmamos el gusto, el aroma y la calidad propias del jamón. Y es justo en este proceso donde obtenemos este resultado tan espectacular que nos hace tan diferentes.
Pero, ¿cómo empieza todo? ¿Cómo es la elaboración de un jamón cocido curado?

El proceso en sí, es muy sencillo, alimentos de máxima calidad con un sistema de producción artesanal. Pero bajamos a detalle para que puedas entender cómo lo hacemos.

Empezamos con la selección de nuestros jamones, priorizando proveedores de la zona, así evitamos que la carne pase por largos desplazamientos. Apostamos siempre por productos de km 0.

Una vez llega el pedido de jamones en nuestra casa, repasamos que su temperatura sea la óptima y que cada una de las piezas tengan el color y el aspecto deseado. Solo así, podremos seguir manteniendo la calidad que defendemos. Y sí, repasamos pieza a pieza, como antiguamente hacían nuestros padres, un proceso artesanal pero con el que podemos controlar toda la producción.
Una vez los jamones pasan el primer proceso de selección los cuelgan uno a uno para pasar a una sala de frío para que reposen. Desde donde pasarán a la sala de limpieza para retirar si llega el caso, un exceso de grasa o tendones, para una fase posterior añadir sal y nitritos. El control de temperatura, estado higiénico, valoración de la carne y colgado se hacen en la misma operación. Y lo hacen todos los elaboradores, por norma.

Es justo en este momento cuando llega el momento más importante en la producción de un jamón cocido excelente. Para que la sal y los nitritos se repartan como es debido, los jamones rodarán dentro de un tambor giratorio durante más de 10 horas, de manera lenta pero sin parar.

Pasadas estas 10 horas como mínimo, el jamón volverá a reposar durante más de 3 días en una sala de frío. Todos curan más de tres días, por eso podemos decir cocido curado. Si se curan un mínimo de tres días serían sólo cocidos, sin curar.
Envasar los jamones reposados en moldes i los haremos cocer. Una vez cocidos los envasaremos al vacío. Los jamones que se cuecen en lata, una vez cocidos y fríos los dejaremos reposar uno o dos meses para redondear su paladar.

Es en este punto donde ya pueden ser loncheados o bien distribuidos con piezas enteras para su comercialización.

No utilizamos ni colorantes ni aromas cárnicos. El color, olor y paladar salen de la combinación de las transformaciones habidas durante los procesos de curación y cocción. Porque creemos en la ética de los alimentos. Una correcta alimentación comienza por un producto 100% sano. Y como creemos en nuestro producto no utilizamos estrategias de marketing para atraer la atención de nuestro consumidor. Nuestros envases son igual de transparentes que nuestra manera de hacer.

Ahora, sólo es necesario que hagas la prueba. Ir al mercado o en tu tienda de confianza y pide jamón cocido curado Erre de Vic 1952. Cierra los ojos y pruébalo. ¿Qué te parece? Bueno, ¡eh!

III Noche del Gourmet Catalán

Erre de Vic en la !!! Nit del Gourmet Català

Este lunes empezábamos la semana anunciando nuestra participación en la III Noche del Gourmet Catalán, organizado por el Cluster Gourmet de Catalunya donde cada año nos reunimos las entidades y personalidades del mundo gourmet catalán, donde aprovechamos para presentar nuestras novedades.

La III Noche del Gourmet Catalán es considerada como la fiesta del producto gourmet catalán por excelencia, acto que se enmarca dentro del Plan de Actuación de Catalonia Gourmet para potenciar los productos de los asociados. En el marco de este evento, se hizo la entrega de los Premios Gourmet, entre los que destaca el galardón Gourmet Catalán del Año, que en esta ocasión recibió la chef Carme Ruscalleda (7 estrellas Michelin).

El acto tuvo lugar en el Palau de Pedralbes de Barcelona, ​​donde de 18:00 a 20:00h, estuvimos recibiendo clientes, blogueros, cocineros y restaurantes de gran renombre, todos ellos entusiasmados y muy receptivos ante la variedad de productos de gran calidad que las empresas catalanas presentamos año tras año. Tanto es así que la noticia se hizo eco en diferentes canales de comunicación del mundo de la radio y la televisión como TV3.

Ver Vídeo TV3

Uno de los momentos que disfrutamos fue cuando la chef Carme Ruscalleda se acercó a nuestro stand para probar tanto nuestro jamón cocido curado, producto estrella dentro de nuestra gama, como las diferentes variedades como el jamón cocido curado con trufa.
Erre de Vic i Carme Ruscadella

Uno de los objetivos de este evento es hacer entrega de premios y parlamentos, que tuvo lugar a partir de las 20: 00h, momento conducido por el chef Marc Ribas, y la clausura a cargo de la Hble. Sra. Meritxell Serret y Aleu, consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación.

Como cada año, el resultado de esta experiencia ha sido muy satisfactoria y estamos muy contentos de pertenecer al Cluster acompañándonos entre las empresas catalanas gourmet en este largo camino, donde ofrecer productos de calidad respetando los procesos de elaboración es el objetivo común de todos.

Con el otoño, ¡estrenamos hábitos alimentarios!

erre-de-vic-tardor-alimentació-saludable

Estamos a pocos días de que oficialmente comience el otoño, y ya se está haciendo notar. Las mañanas y las tardes son más frías, y ya no nos cuesta dormir, cosa que es de agradecer. Empezamos a pensar en hacer el cambio de armario, para guardar las prendas más veraniegas y tener a mano las chaquetas, los pantalones y algún jersey. Pero si hacemos el cambio de armario para adaptarse a las nuevas temperaturas, ¿porque no lo hacemos también con la alimentación?

Cuidar de nuestra alimentación significa tomar conciencia de las necesidades de nuestro organismo en el momento estacional en el que nos encontramos. Y sobre todo durante este periodo de otoño, es más importante que nunca, ya que con el inicio del frío, la lluvia y en general, el mal tiempo, nuestro organismo está más sensible y quedamos expuestos a la astenia otoñal, o bien, también conocida como la depresión de otoño, debida a la falta de energía.

Mantener tus hábitos alimenticios en consonancia con la época del año es fundamental para adaptarnos.

Los alimentos de temporada del otoño, son ricos en vitaminas y llenos de nutrientes que ayudan a superar el cansancio y la falta de energía que a veces acompaña esta estación. Todos ellos deben consumirse con moderación, siguiendo una dieta equilibrada.

Ante todo hay que tener presente que:

  • El hierro a través de alimentos como la carne, el pescado, las legumbres, los frutos secos, los cereales integrales, … son imprescindibles para disfrutar de energía.
  • Las vitaminas del grupo B y C también nos aportarán energía y cuidarán de nuestro organismo de la bajada de temperaturas, por lo tanto, también las tendremos que tener muy presentes en nuestras comidas.
  • Desayunar bien, beber agua y aprovechar los alimentos de temporada son buenos hábitos para afrontar la nueva estación con ánimos.

Los alimentos de temporada que hay que aprovechar son:

  • Las setas: por su sabor y textura son muy apreciados en la cocina, pero además poseen proteínas, vitaminas y propiedades medicinales. Son muy pobres en hidratos de carbono (aunque más que las hortalizas), con un pobre contenido calórico. Son ricas en micronutrientes como el yodo, fósforo, cobre, hierro y precursores de la vitamina D y vitamina B.
  • Las castañas: se caracterizan entre los frutos secos por su abundancia de almidón y su pobre contenido en grasas. De ahí que constituyan una fuente de energía muy válida. Además aportan potasio, magnesio, hierro y fósforo. También son ricas en antioxidantes, vitaminas C y E. Asadas resultan una delicia para el paladar.
  • La calabaza: su carne es un verdadero tesoro nutricional, ya que proporciona buenas cantidades de betacaroteno y vitaminas C y E, implicadas en el mantenimiento de la función de la retina y la agudeza visual. Gracias a su riqueza en potasio ayuda al control de la tensión arterial, y además resulta digestiva y contiene pocas calorías. Es ideal para preparar cremas y pasteles.
  • El boniato: es un alimento muy rico en nutrientes antioxidantes (betacaroteno y vitamina C). Además, abunda en magnesio, hierro, fósforo y calcio. Aunque se trata de un alimento calórico debido a sus azúcares, no aporta grasas y sacia mucho, por lo que en realidad evita que se coma más cantidad de otros alimentos menos equilibrados. Además, se digiere con facilidad.

Incorporar estos alimentos a nuestra dieta junto con el jamón cocido curado te permitirá mantener un equilibrio nutricional, ya que el jamón cocido curado tiene una concentración en torno al 10% de proteínas y de hierro que nuestro cuerpo necesita diariamente. Pero también posee zinc, potasio, fósforo y magnesio, por lo que puedes imaginarte los beneficios que aporta el jamón cocido curado la salud.
Además de eso, también tiene gran cantidad de vitaminas del grupo B, que tienen buenas propiedades para el sistema inmunológico. Y como en otoño se recomienda disminuir el consumo de sal, te proponemos nuestra variedad baja en sal.

Desde Erre de Vic te deseamos que tengas una muy buena entrada en otoño y que sobre todo la disfrutes con uno de los mejores placeres, la alimentación.

5 formas diferentes de disfrutar el jamón cocido curado dependiendo de la hora del día

erre-de-vic-pernil-cuit-curat

Estamos terminando el mes de Agosto, esto significa que muchos de nosotros y quizás tú también, estamos volviendo a las rutinas después de unas vacaciones bien merecidas. Volver al trabajo, los niños, las actividades extras, actividades domésticas y un largo etcétera que si no nos lo tomamos con calma, se nos puede hacer todo, una gran cuesta arriba.

Por eso hoy te hablaremos de cómo facilitarte esta vuelta y seguro que te encantará, por qué como siempre, vamos un paso más allá y no sólo te facilitamos la vuelta, sino que además te cuidaremos por dentro.

Sólo te pedimos que tengas siempre un poco de jamón cocido curado Erre de Vic en la nevera, y ahora prepárate para saber en qué momento del día y cómo lo puedes comer para hacerlo siempre variado y equilibrado.

Es importante conocer y respetar las comidas necesarias para nuestro organismo, que como ya sabemos son 5: el desayuno, medio-desayuno, comida, merienda y cena. Si mantenemos estas ingestas lo que estamos haciendo es enviarle a nuestro organismo la información que siempre estará recibiendo alimentos, por lo tanto, los puede quemar para el correcto funcionamiento de todo nuestro sistema. En el momento que eliminamos cualquier comida, nuestro organismo recibe la información que puede faltar cualquier otra ingesta y, sería bueno convertir los alimentos recibidos en grasa como depósito de reserva.
Por esta razón es tan importante mantener bien alimentado nuestro organismo. Así nos aseguramos de que todos los nutrientes que ingerimos son bien asimilados y no acumulamos grasa innecesaria.

Te daremos 5 ideas muy diferentes de cómo introducir el jamón cocido curado en cada una de estas ingestas. Así siempre tendrás más variedad alimentaria y evitaremos que la rutina también llegue a la cocina. ¡Por qué el jamón cocido no es sólo para hacer bocadillos!

Desayuno
Es la comida principal, y debemos ser generosos para empezar el día con mucha energía.
Una buena tostada con varios canónigos, encima una loncha de jamón cocido curado Erre de Vic, añadir frutos secos y un poco de miel.
Para acompañar sería perfecto un zumo de frutas.

Medio desayuno
En muchas ocasiones, por no decir la mayoría, esta comida nos engancha o bien en la calle o trabajando. Es por eso que hemos pensado hacerlo muy sencillo para que puedas llevártelo.
Hojaldre de jamón y queso. Solo necesitas una placa de hojaldre, la abres y en medio pones el jamón cocido curado Erre de Vic con queso. Cierras el hojaldre haciendo una trenza y le pones un poco de huevo por encima para que quede bien dorado. Y listo para meterlo en el horno a 220º durante 10 ‘.

Comida
Todavía nos queda mucho día por delante, es por esta razón que es interesante que las comidas contemplen todos los nutrientes que necesitamos. Ahora bien, tampoco hay que hartarse, ya que en unas cuantas horas deberás merendar y un exceso de alimentos tampoco es bueno.
Rissotto de jamón cocido curado Erre de Vic con espinacas. Seguimos la receta tradicional del risotto, y será en los 10 últimos minutos de cocción cuando añadiremos las espinacas y el jamón cocido curado laminado.
Este plato permite muchas alternativas y todas ellas son sabrosas y con un gran aporte de energía.

Merienda
Las meriendas pueden llegar a ser muy divertidas, sobre todo si estamos en casa y acompañados.
Crepes de jamón cocido curado Erre de Vic. En lugar de preparar los típicos crepes dulces que aportan una gran cantidad de grasas no saludables y azúcares, elige la versión más sana. Además, piensa que esta comida debe ser más ligera que el resto, por la cantidad de horas de actividades que nos queda, por lo tanto, una cantidad de azúcar y grasa que no será quemado, no es saludable.

Cena
Es la última comida y la que nos acompañará hasta el día siguiente mientras tenemos una actividad prácticamente nula, ya que estaremos descansando y durmiendo.
Calabacines rellenos de jamón cocido curado Erre de Vic. Elegimos verduras para aligerar la comida, que a la vez son muy fáciles de cocinar y a todos nos gusta.
Para la elaboración podemos seguir la receta tradicional, pero el relleno lo hacemos con cebolla y jamón, un poco de pan rallado y al horno! Y para los enamorados del queso cambiamos el pan rallado por un poco de queso laminado.

¿Qué te parece? Eres de los que utilizabas el jamón cocido curado, ¿sólo para hacer bocadillos? Ahora ya tienes diferentes maneras de disfrutarlo mientras te cuidas por dentro.

Exclusivo maridaje con Erre de Vic 1952

erre-de-vic-maridatge-pernil-cuit-curat

Las noches de verano dan para mucho, como por ejemplo, pequeñas fiestas improvisadas al aire libre, largas conversaciones paseando y disfrutando de la brisa, de un cine al aire libre, pero si lo que quieres es sorprender, hoy te enseñamos como aprovechar una noche de verano ofreciendo un maridaje muy diferente y especial.

El maridaje entre el vino y la comida es el proceso de casar metafóricamente un alimento con un vino con la intención de realzar el placer de comerlos.
Pero antes de empezar a hablar de comida y vinos, debemos tener presente 4 puntos importantes para que disfrutes de este maridaje:

1. El vino debe gustarte: Nadie mejor que tú sabe lo que te gusta y lo que no, por muchos consejos de expertos que puedas recibir. Siempre elige los vinos en función de tus gustos y deja de lado las modas.
2. Los vinos fuertes se sirven después de los vinos ligeros: No queremos beber un vino ligero y darnos cuenta que no apreciamos nada, debido al vino anterior que era mucho más fuerte, ¿verdad?
3. Cuidar el equilibrio: Las comidas complejas deben estar acompañadas por vinos de sabores simples; por el contrario, los vinos con sabores y aromas ricos y complejos se maridan mejor con platos sencillos.
4. Con cocina regional, vinos de la zona: Para completar una comida regional no hay nada más seguro que abrir una botella de la misma zona. Casarán seguro.

Ahora bien, llegado a este punto donde ya tenemos claro las reglas básicas para tener éxito, lo que te proponemos es un maridaje entre vinos y uno de nuestros productos estrella y exclusivo: nuestra gama de jamones cocidos curados.

– Jamón cocido curado.
– Jamón cocido curado con miel.
– Jamón cocido curado con trufa.

Te recomendamos que los sirvas por orden y de ninguna manera, en una misma bandeja, ya que los gustos podrían mezclarse. Además, el jamón deberá haber sido reposando fuera de la nevera al menos 5 minutos antes de emplatar.

El jamón cocido curado

El producto insignia de Erre de Vic 1952 se elabora en nuestro obrador, en un proceso artesano que prioriza el reposo de cada pieza: el masaje da paso a un dilatado proceso de maceración, sin saborizantes ni aromas artificiales añadidas, en medio del frío y el silencio de las cámaras donde, con calma, se deja reposar la carne hasta que emerge su color rosado y donde afianza su sabor tan característico, la sinfonía de aromas y su buena estructura.

Maridaje:
Tenemos jamón por tanto, tenemos grasa, aunque poco al ser cocido. Por lo tanto, ácido. Te damos diferentes opciones:

– Si nos decantamos por un contraste, escogemos un seco algo floral como un verdejo y moscatel de Aragón por ejemplo.
– Si jugamos con la afinidad, elegiremos un moscatel dulce de Málaga, como por ejemplo un MR.
– Si prefieres dejar los invitados con la boca abierta, añade mermelada de albaricoque sobre el jamón, regado con un cava reserva que lo acompañará perfectamente, ya que es ácido y tiene burbuja, y las notas de miel al ser reserva hará que, en el paladar todos los gustos estén equilibrados.

El jamón cocido curado con miel

En nuestra búsqueda de la innovación y la exquisitez, hemos creado el jamón cocido curado con miel, una combinación explosiva y única en el mercado.
Siguiendo con la elaboración cuidadosa y artesanal de nuestro jamón cocido curado, añadimos las cantidades concretas de miel en el momento que estamos haciendo el masaje al jamón para que se reparta y quede bien integrado.

Maridaje:
Te proponemos dos opciones según tus preferencias:
– Espumosos o blancos estructurados y ácidos o negros espumosos ligeros.
– Blancos muy secos (fino, manzanilla) o fermentados en barrica, tintos jóvenes, ligeros y ácidos.

 

El jamón cocido curado con trufa

La trufa es un hongo muy preciado en el mundo culinario debido a su excelente aroma que la hace única y sorprendente. Se conocen unas cuarenta especies de trufas, una treintena en Europa, pero sólo unas pocas presentan interés gastronómico.
Nuestro equipo de I + D ha investigado cuál de las variedades es la que mejor casaba con nuestro producto insignia, para seguir elaborando productos gourmet, un regalo para todos nuestros sentidos.
De ahí nace nuestro jamón cocido curando con trufa, presente en las diferentes ferias de la trufa a nivel nacional.

Maridaje:
– El sulfato de dimetilo (DMS) de la trufa es literalmente, un potenciador de los perfumes afrutados a la garnacha tinta, del syrah, del Sauvignon, del verdejo y del Petit Manseng, que es un rasgo aromático dominante de estas variedades! Por tanto, cualquiera de estas variedades caso perfectamente.
– Si lo que desea es acabar con un vino con cuerpo, hay que saber que los vinos tintos muy viejos, desarrollan muy a menudo tonalidades aromáticas de la misma familia que las moléculas dominantes de la trufa. Esto explica y confirma la unión aromática clásica, conocida desde hace mucho tiempo, entre un gran Pomerol afinado, o un penetrante Rioja Gran Reserva, y un plato dominado por la trufa. Será una apuesta segura!

Nosotros en casa nos gusta disfrutar de nuestro jamón cocido curado con un vino blanco bien fresquito o un buen cava reserva! Y a ti, ¿cuál es tu preferencia?

3 Platos que fusionan el dulce y salado del verano

erre-de-vic-productes-dolç-salat-estiu

Si pensamos en el verano, son muchas las sensaciones que nos trasladan a esta estación, desde el mismo calor, el olor a playa, los colores propios de estos días, comerse un helado después de un largo día de sol, pero sobre todo, ¡la fruta!

La naturaleza nos proporciona una serie de alimentos diferentes para cada estación, pero la fruta del verano es muy diferente del resto del año: variada, llena de colores y muy refrescante, ya que en general es rica en agua . De hecho, es durante esta estación que se recomienda comer unas 8 piezas de fruta, debido que de manera natural ayudan a nuestro organismo a mantenerse hidratado, siendo una fuente de vitaminas muy importante.

Es por ello que, aprovechando que nos encontramos en un mes donde tenemos una inmensa variedad a nuestro alcance, es un buen momento para sorprender a nuestro paladar con sabores y combinaciones completamente diferentes.

La combinación entre dulce y salado es una tradición muy antigua, con una fuerte influencia oriental y que ya estaba presente en la cocina romana y árabe, culturas que acompañaban a sus asados ​​de carne con frutas frescas, confituras y frutos secos como la ciruela, los albaricoques, los orejones o los dátiles. Y fue durante la época medieval que los recetarios se llenaron con recetas con estos dos contrastes.

Pero no hay que ir tan atrás, en nuestra cocina tenemos muchos platos de consumo diario donde lo dulce y lo salado encuentran el equilibrio perfecto. Como puede ser el asado de pollo con ciruelas, las ensaladas con ciruelas y miel, el queso con membrillo, etc. De hecho, una de las tradiciones más arraigadas en nuestra comarca (Osona) es: torta de panadero azucarada con longaniza de Vic, que con un buen cava bien fresquito, ¡son el alma de nuestras fiestas!
Es evidente, que en la cocina, casar el dulce con el salado da mucha riqueza de sabores. Y es ahora, en verano, el momento ideal, porque hay más posibilidades, porque los árboles están llenos de fruta.
La unión de la fruta con los otros ingredientes entra por los ojos, y para comer, la vista hace mucho.

Hoy compartimos 3 platos que harán que disfrutes aún más de esta estación, la disfrutarás a través del gusto, el olfato y la vista.

1. Higos con jamón. Se pueden hacer en caliente, de manera que se pueden convertir en un entrante perfecto. Envuelve el higo con jamón cocido Erre de Vic curado y pásalo directamente por la plancha.
Si aún quieres sorprender un poco más, dentro del higo añade un poco de queso para que se funda con el calor.

2. Peras con jamón. Las peras de San Juan son pequeñitas y crujientes, perfectos para este plato tan de temporada que entrará por la vista. Cortar las peras y retira el corazón, añade un poco de queso azul y envuelve con una cinta de jamón cocido curado Erre de Vic. Un entrante que no pasará desapercibido.

3. Brochetas de fruta con jamón. Elige la fruta que más te guste: la sandía, el melocotón, los albaricoques, etc., y cortarla. Forma brochetas pequeñas, cada una de una fruta y combina con el jamón cocido curado Erre de Vic. Añadir unas gotas de aceite, un poco de pimienta, y ¡a disfrutar!

Y tú, ¿cómo disfrutas del dulce y salado? ¿Tienes alguna receta especial?

Historia de las salchichas Frankfurt

història saltxitxes frankfurt

La historia de las salchichas se remonta hace 3500 años con los babilonios. Por lo tanto podemos esperar que en cada una de las culturas posteriores siempre ha habido muchísima tradición. No hay que ir muy lejos, en Cataluña también han sido muy populares y son las protagonistas de un plato típico de nuestra tierra: butifarra con judías.

Si hacemos un repaso histórico de este alimento, podemos ver que nos han estado acompañando a lo largo de nuestra evolución.

En la época griega, adaptaron la salchichas y le dieron el nombre de Orya.

En la época romana, se convierte en un plato muy típico, llamado Salsus, convirtiéndose en protagonista de las fiestas lupercales, fiestas paganas anuales que se celebraban el 15 de febrero en honor al diez Lupercus.

Es durante la Edad Media, que en cada región empiezan a aparecer fórmulas regionales con tamaños, formas, texturas y sabores totalmente diferentes unas de otras. Y con nombres que denotan su lugar de origen.

A lo largo de los siguientes años se empiezan a producir unas diferencias nacionales bastante evidentes. Mientras que en los países mediterráneos elaboraban salchichas más duras y secas. En el norte de Europa eran más gruesas, tiernas y sobre todo grasas.

Pero no es hasta mediados del siglo XIX, 1860, que en la región de Alemania aparece la salchichas frankfurt como la que conocemos hoy en día. Una variedad totalmente distinta de las que hacían y degustaban en la zona. Y como era habitual, el nombre que se le da es el del lugar de origen, en honor a su ciudad.
Esta salchichas es especiada, ahumada, y según la tradición alemana se le dio expresamente la forma medio curvada que actualmente también podemos apreciar. Esta salchicha también recibió el nombre de “salchicha dachshund”, nombre que llegaría hasta América, donde recibiría el nombre popular “salchichas hot dog”.

Han pasado los años y se han popularizado tanto que las podemos encontrar en gran parte de nuestros hogares. Es por ello que a Erre de Vic también hemos preparado nuestra versión de salchichas de frankfurt. Son únicas porque sólo contienen jamón, pavo o pollo, sal nitro y ascorbato sódico. Tienen el punto justo de equilibrio entre la carne y la grasa, aquel que consigue (a temperatura ambiente) que se fundan en la boca mientras las saboreamos.
Son la versión más saludable, producto al que se le ha otorgado el sello de producto ecológico. Y lo podrás encontrar en cada uno de los embalajes.

Exclusividad y lujo. Catalonia Gourmet y Erre de Vic

erre-de-vic-catalonia-gourmet

El objetivo máximo de nuestro trabajo es ofrecerte un producto de máxima calidad, saludable y de alta gastronomía, ya que entendemos que es la única manera que tenemos a nuestro alcance para cuidarte tanto por dentro como por fuera.
Una alimentación saludable es sinónimo de un buen estado de ánimo, energía para disfrutar del día a día y felicidad. Y dentro de este marco, donde primamos la calidad por encima de todo, es donde nace nuestra colaboración con Catalonia Gourmet.
Catalonia Gourmet es un clúster que une y da visibilidad a las empresas catalanas que tenemos por objetivo crear un producto gourmet de alta calidad, exclusivo y con una historia única. Bajo estos parámetros sus valores entran en concordancia con los valores de Erre de Vic y que, hemos heredado desde 1952, generación tras generación.

valors-catalonis-gourmet

Es por ello que desde Erre de Vic nos unimos a estas entidades con las que trabajamos cada mes para sorprenderte con eventos exclusivos. Desde una sesión de cocina Catalonia Gourmet Market, donde el chef Sergi de Meià preparó algunas propuestas con nuestros productos. O bien, la cata que recientemente preparamos en las bodegas de Jean Leon donde uníamos una visita por las bodegas con un magnífico degustación de productos gourmet catalanes.

Queremos acercarte el producto de mil maneras diferentes, ya que no creemos que calidad sea sinónimo de lujo. Disfruta con diferentes eventos perfectos para ir con familia, con amigos o por qué no, para sorprender de una manera muy original. Te avisaremos a través de nuestras redes sociales como a través de las del Catalonia Gourmet de los próximos eventos. No te pierdas la próxima fiesta, te esperamos!

¡Vive la verbena de Sant Juan!

revetlla sant joan
En unas horas estaremos pensando en la verbena de San Juan. Decoraremos los patios con guirnaldas de muchos colores, el cava lo tendremos preparado en la nevera y el pastel estará encargada en el horno del barrio.

Y es que no hay mejor manera para comenzar el inicio del verano que estar rodeados de las personas que queremos, música y sonrisas. Pero, ¿qué sucede con la cena? Para la verbena vale la pena hacer una cena un poco diferente y sobre todo algo más fresca de lo normal. De modo que, si todavía no tienes claro qué preparar, hoy te damos algunos consejos e ideas.
  • Con el calor no apetecen platos elaborados e hipercalóricos. Por lo tanto deberás pensar en comidas que sean ligeras, sencillas de preparar y también de comer. Y si son algo fresquitas ¡aún mejor!
  • Una opción es preparar diferentes bandejas con jamón cocido curado, jamón cocido con trufa y/o jamón cocido con miel. Cada tipo en una bandeja diferente, para que no se mezclen los sabores. Ah, y recuerda que el jamón lo deberás sacar un rato antes de la nevera para que los invitados puedan disfrutar de todo su sabor.
  • Acompaña las bandejas de jamón con diferentes tipos de panes y mermeladas. Invita a probar nuevas texturas y deja que se sorprendan los paladares.
  • Otra opción para no pasar mucho tiempo en la cocina, es nuestro pollo relleno de manzanas y ciruelas. Solo tendrás que calentarlo y, ¡a la mesa!
  • Recuerda que las comidas deben ser siempre equilibradas, por lo tanto, no olvides añadir ensaladas y productos vivos que aporten vitaminas a nuestro organismo. Una idea sería presentarlas en pequeños cuencos individuales. Fáciles de comer y de servir.
  • Tendrás que tener presente si entre tus comensales hay personas con alguna intolerancia alimentaria para cubrir sus necesidades. Nuestros productos no contienen gluten y están preparados con la menor cantidad de alérgenos. Elaborados de forma artesanal y con productos de proximidad.

Y, si prefieres preparar una cena elaborada, te compartimos un montón de recetas que cuentan como ingrediente principal, el jamón cocido curado, sólo deberás pulsar aquí.

Sea cuál sea tu opción, te deseamos que disfrutes de una Feliz Verbena!

Una familia comprometida con la gastronomía saludable

historia erre de vic

Con el fin de conocer y valorar un producto, en muchas ocasiones es necesario ir un poco atrás y conozcamos cuáles son sus inicios. Por eso hoy os queremos compartir cuál es nuestra historia y porque estamos hoy aquí con vosotros.

Erre de Vic nació en Vic, cuna de una comarca con contrastada tradición gastronómica y arraigada tradición porcina.

Josep Vilacís, veterinario especializado en zootecnia y nutrición animal, era un apasionado por la alimentación sana. Esta pasión le llevó a ser miembro fundador de la Asociación Catalana de Ciencias de la Alimentación (ACCA) y realizar conferencias de salud y nutrición con la voluntad de transmitir el conocimiento profundo de la alimentación saludable.

A través de los conocimientos de demanda del mercado adquiridos en las ferias y congresos a los que asistía en sus viajes por Europa y EEUU, Josep Vilacís inició el proyecto de producir buen jamón cocido curado en la comarca de Osona. Y en poco tiempo se extendió a nivel regional.

Hoy el proyecto de Josep Vilacís lo continúan sus hijos manteniendo y aplicando los mismos valores: la honestidad y la pureza en sus productos. Con el objetivo de continuar un saber hacer que perdure.
Lo hacemos con honestidad porque nos gustan las cosas de verdad, bien hechas, con sello exclusivo. Por ello, todos nuestros alimentos son de alta gastronomía y libres de alérgenos. Permitimos el reposo y la maceración de cada pieza, resaltamos los sabores auténticos, recuperamos texturas que sólo la carne excelente puede ofrecer.

De esta manera unimos tradición e innovación para que nuestros productos sean sanos y sabrosos. Seguimos y seguiremos trabajando para descubrirte un mundo lleno de posibilidades para disfrutar de unos alimentos exquisitos.

Y si quieres estar siempre al día de nuestras novedades, eventos, consejos, alguna curiosidad y mucho más, te animamos que nos sigas a través de Facebook, donde cada día compartimos contigo lo mejor de nosotros. Nos seguimos? Pulsa aquí: Erre de Vic Facebook.

¿Qué debes tener en cuenta cuando compras jamón cocido o pavo?

erre-de-vic-pernil-cuit-curat-gall-dindi

[Aclaración! Hemos mantenido el post original tal como lo hemos publicado el día 21 de Mayo, pero queremos hacer una aclaración a la afirmación que más abajo se puede encontrar: Por esta razón a Erre de Vic en ningún momento añadimos nitratos, nitritos, colorantes, potenciadores los sabores, azúcares, proteínas, etc. En Erre de Vic nunca añadimos colorantes, proteínas añadidas, ni potenciadores de sabor, pero nitritos, nitratos y fosfatos depende del producto.
Además para una información más detallada de cada uno de nuestros productos os compartimos una mesa con el detalle de los alérgenos en cada uno de nuestros productos: Erre de Vic alérgenos.]

Es muy habitual comer carne, y sobre todo procesados ​​cárnicos como el jamón cocido o el pavo. Es tan sencillo de encontrarlo y tan bueno que la hemos adaptado a nuestras rutinas de desayunos, meriendas y sobre todo cenas. Por sus características es muy recomendable que lo consuman pequeños y grandes, incluso si existe algún problema de salud con el que tenemos que vigilar un poco más la dieta.

Y si es tan habitual comerlo, como es que en la mayoría de ocasiones lo que se ofrece como jamón cocido o pavo, ¿no lo es? Hoy queremos explicarte lo que debes tener en cuenta a la hora de comprar este tipo de productos, es decir, como saber si lo que estás comiendo es realmente lo que te venden y si es saludable para ti y tu familia.

La elaboración, los alimentos y aquellos componentes que se añaden para alargar la conservación, el tipo de comida que se le ha dado al animal y como se lo ha tratado, dirá mucho del producto final. Pero vamos paso a paso.

El jamón cocido se elabora a partir de la pata trasera del cerdo, a la que se le retiran los huesos, tendones, cartílagos y ligamentos. Durante el proceso, se utiliza grandes cantidades de sal y se trata con calor. Pero dependiendo del fabricante se le añaden diferentes tipos de conservantes y nitritos como nitratos para alargar la conservación y mejorar el aspecto del producto. Muchos de ellos con efectos secundarios poco deseables para nuestra salud:

  • Colorantes artificiales y naturales para unificar el color de la carne.
  • Antioxidantes y conservantes para prolongar la vida de la carne.
  • Emulsionantes, estabilizantes, espada y gelificante que aportan textura y consistencia a la carne, mejorando así la presencia del producto.
  • Potenciadores del sabor.

El pavo se elabora a partir de la musculatura del pecho deshuesado y sin piel. Una vez elaborada siempre mantendrá su tamaño, forma y textura de la pieza original. Es fácil de reconocer, ya que se detectan las vetas de grasa propias de la carne. Tal como encontramos en el jamón cocido, en el pavo también añaden potenciadores de sabores, fosfatos, colorantes… Y con mucha frecuencia se le añade azúcar y proteínas. Todo ello tiene como resultado la elaboración de un producto muy alejado de lo natural y saludable.

Por esta razón Erre de Vic en ningún momento añadimos nitratos, nitritos, colorantes, potenciadores de los sabores, azúcares, proteínas, etc. Nuestra elaboración es totalmente artesanal y tenemos como objetivo crear un producto saludable y sabroso.

Como consecuencia nuestros productos no tienen un periodo de conservación tan largo como el de cualquier otra marca. Los plazos son cortos, si, lo sabemos, pero es nuestra manera de hacer las cosas. Teniendo como premisas, la tradición, la artesanía y el respeto hacia los alimentos y los consumidores.

Pero tan importante es cómo se elabora un producto, como la vida y la alimentación que ha tenido el animal previamente. No estamos ante el mismo producto cuando proviene de una cría super intensiva donde el animal es engordado rápidamente sin poder moverse, que un animal con un proceso de cría respetuosa. Las consecuencias en la calidad de la carne son evidentes entre ambos procesos.
Y en este punto, Erre de Vic apostamos por un animal que provenga de la agricultura ecológica. Si ofrecemos un producto de calidad, debe ser en todas las fases.

Entonces, ¿qué es lo que deberíamos tener en cuenta cuando vamos a comprar:

  1. Leer detenidamente las etiquetas e identificar cada uno de los ingredientes. En caso de que compres directamente en una charcutería, pídelo a la persona encargada que te sabrá guiar.
  2. Tener en cuenta el tipo de crianza del animal es fundamental. Opta siempre por una cría respetuosa en vez de una intensiva y artificial. El sello de producto ecológico será una garantía de un producto de calidad.
  3. Es muy importante que te guíes por el aspecto del producto, su color, su textura… Tanto el pavo como el jamón cocido, elaborados de manera artesanal suelen tener mejor color, textura y sobre todo sabor.

La bodega Jean Leon y Erre de Vic unidos por un día

erre-de-vic-jean-leon-maridatge

Cierra los ojos e imagina por un instante que la naturaleza te rodea, estás en una bodega y haces una visita donde aprendes cómo se elabora el vino. Después, disfrutando del buen tiempo y en un marco único, en medio de un montón de viñedos puedes degustar los vinos y un sinfín de productos gourmet que maridan perfectamente con los vinos.
Deja de imaginar porque ya es posible.

Y es que el próximo 27 de Mayo estaremos en la Bodega Jean Leon, una de las bodegas de referencia de nuestra tierra, que desde el 2012 todos sus vinos están certificados como vinos orgánicos. Jean Leon fue un visionario que tenía dos sueños, por un lado abrir el restaurante más lujoso de Hollywood y por otro lado, elaborar un vino exclusivo.
Para poder elaborar este vino exclusivo buscó un terreno donde el tiempo y la calidad de la tierra fueran excepcionales. Esta zona la encontró en Cataluña, donde importó variedades francesas convirtiéndose en el primer viticultor español en elaborar vinos en nuestro país con las uvas Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc y Chardonnay.

Una vez más, bajo su nombre volvemos a unir lujo y exclusividad. Por un lado, podremos conocer cómo se sigue elaborando el vino Jean Leon, todos sus procesos y secretos. Y por otra parte, de la mano de Catalonia Gourmet presentaremos diferentes alimentos considerados como un lujo para el paladar. Entre ellos estarán las diferentes variedades de Erre de Vic.

Donde: Bodegas Jean Leon
Cuándo: 27 de Mayo
Horario: 10 – 15h

El aforo es limitado y las visitas son totalmente gratuitas.
Para hacer tu reserva o llamar al 938 177 690 o bien a través del correo electrónico visitas@jeanleon.com.

Así pues, ¿nos vemos el próximo sábado 27 de Mayo rodeados de la naturaleza? Te explicaremos y podrás comprobar por ti mismo porqué nuestros productos son considerados como un producto gourmet y un lujo para los sentidos.