(+34) 938 850 916 - erredevic@erredevic.com

Blog

5 formas diferentes de disfrutar el jamón cocido curado dependiendo de la hora del día

erre-de-vic-pernil-cuit-curat

Estamos terminando el mes de Agosto, esto significa que muchos de nosotros y quizás tú también, estamos volviendo a las rutinas después de unas vacaciones bien merecidas. Volver al trabajo, los niños, las actividades extras, actividades domésticas y un largo etcétera que si no nos lo tomamos con calma, se nos puede hacer todo, una gran cuesta arriba.

Por eso hoy te hablaremos de cómo facilitarte esta vuelta y seguro que te encantará, por qué como siempre, vamos un paso más allá y no sólo te facilitamos la vuelta, sino que además te cuidaremos por dentro.

Sólo te pedimos que tengas siempre un poco de jamón cocido curado Erre de Vic en la nevera, y ahora prepárate para saber en qué momento del día y cómo lo puedes comer para hacerlo siempre variado y equilibrado.

Es importante conocer y respetar las comidas necesarias para nuestro organismo, que como ya sabemos son 5: el desayuno, medio-desayuno, comida, merienda y cena. Si mantenemos estas ingestas lo que estamos haciendo es enviarle a nuestro organismo la información que siempre estará recibiendo alimentos, por lo tanto, los puede quemar para el correcto funcionamiento de todo nuestro sistema. En el momento que eliminamos cualquier comida, nuestro organismo recibe la información que puede faltar cualquier otra ingesta y, sería bueno convertir los alimentos recibidos en grasa como depósito de reserva.
Por esta razón es tan importante mantener bien alimentado nuestro organismo. Así nos aseguramos de que todos los nutrientes que ingerimos son bien asimilados y no acumulamos grasa innecesaria.

Te daremos 5 ideas muy diferentes de cómo introducir el jamón cocido curado en cada una de estas ingestas. Así siempre tendrás más variedad alimentaria y evitaremos que la rutina también llegue a la cocina. ¡Por qué el jamón cocido no es sólo para hacer bocadillos!

Desayuno
Es la comida principal, y debemos ser generosos para empezar el día con mucha energía.
Una buena tostada con varios canónigos, encima una loncha de jamón cocido curado Erre de Vic, añadir frutos secos y un poco de miel.
Para acompañar sería perfecto un zumo de frutas.

Medio desayuno
En muchas ocasiones, por no decir la mayoría, esta comida nos engancha o bien en la calle o trabajando. Es por eso que hemos pensado hacerlo muy sencillo para que puedas llevártelo.
Hojaldre de jamón y queso. Solo necesitas una placa de hojaldre, la abres y en medio pones el jamón cocido curado Erre de Vic con queso. Cierras el hojaldre haciendo una trenza y le pones un poco de huevo por encima para que quede bien dorado. Y listo para meterlo en el horno a 220º durante 10 ‘.

Comida
Todavía nos queda mucho día por delante, es por esta razón que es interesante que las comidas contemplen todos los nutrientes que necesitamos. Ahora bien, tampoco hay que hartarse, ya que en unas cuantas horas deberás merendar y un exceso de alimentos tampoco es bueno.
Rissotto de jamón cocido curado Erre de Vic con espinacas. Seguimos la receta tradicional del risotto, y será en los 10 últimos minutos de cocción cuando añadiremos las espinacas y el jamón cocido curado laminado.
Este plato permite muchas alternativas y todas ellas son sabrosas y con un gran aporte de energía.

Merienda
Las meriendas pueden llegar a ser muy divertidas, sobre todo si estamos en casa y acompañados.
Crepes de jamón cocido curado Erre de Vic. En lugar de preparar los típicos crepes dulces que aportan una gran cantidad de grasas no saludables y azúcares, elige la versión más sana. Además, piensa que esta comida debe ser más ligera que el resto, por la cantidad de horas de actividades que nos queda, por lo tanto, una cantidad de azúcar y grasa que no será quemado, no es saludable.

Cena
Es la última comida y la que nos acompañará hasta el día siguiente mientras tenemos una actividad prácticamente nula, ya que estaremos descansando y durmiendo.
Calabacines rellenos de jamón cocido curado Erre de Vic. Elegimos verduras para aligerar la comida, que a la vez son muy fáciles de cocinar y a todos nos gusta.
Para la elaboración podemos seguir la receta tradicional, pero el relleno lo hacemos con cebolla y jamón, un poco de pan rallado y al horno! Y para los enamorados del queso cambiamos el pan rallado por un poco de queso laminado.

¿Qué te parece? Eres de los que utilizabas el jamón cocido curado, ¿sólo para hacer bocadillos? Ahora ya tienes diferentes maneras de disfrutarlo mientras te cuidas por dentro.

PrintFriendly and PDF

Post navigation